01/

Ingresos recurrentes.

Las empresas alimentarias necesitan realizar controles de calidad con una frecuencia determinada. Esto significa que una vez que firmas con un cliente, los servicios ofrecidos se pueden prolongar durante años.

02/

Cartera acumulable.

Cada cliente se acumula año tras año. Tras los primeros años, tendrás una serie de clientes recurrentes que te permitirán recibir ingresos cómodos desde el día 1 del mes.

03/

Ciclos de vida largos.

Los servicios de control de calidad se realizan con una frecuencia determinada, y tus clientes no van a dejar de utilizarlos. Podrás mantener tus clientes durante años.

04/

Bajo nivel de gestión.

El programa 99labs PARTNERS te permite enfocarte en la atención a tus clientes y ceder el resto del negocio. Todo tu tiempo será efectivo y por lo tanto, apenas te consumirá recursos.